La relación calidad-precio actual del DJI Spark es excelente teniendo en cuenta las prestaciones que nos ofrece.

Hoy vamos a hablar de un dron que se podría definir con una corta frase: un festival de diversión.

La marca DJI ha logrado realizar un producto que, tras varios ajustes y actualizaciones de firmware, ofrece lo que todo consumidor busca: facilidad de uso y maniobrabilidad. Ese logro proporciona a las personas que quieran iniciarse al vuelo de drones una muy buena oportunidad a un precio razonable pero también ofrece a aquellos aficionados experimentados la posibilidad de pasarlo en grande en cuanto a maniobrabilidad se refiere.

Y por si la facilidad de uso y su precio no fueran valores suficientemente apetecibles, a éste dron se le añade otra virtud que lo hace triplemente deseable: su practicidad. Su reducido tamaño y peso, lo convierten en un accesorio óptimo para transportarlo algo que nuestra espalda va a agradecer ya que no a todas las zonas de vuelo se puede acceder en vehículo rodado.

Características

  • Dimensiones: 14,3 x 14,3 x 5,5 cm.
  • Peso: 300 g.
  • Distancia de transmisión: 2000 m.
  • Tiempo de vuelo: 16 minutos.
  • Posibilidades de vuelo: solo con mando, mando + móvil (FPV), solo con móvil o con reconocimiento de gestos.
  • Batería: 1480 mAh 11.4V
  • Peso batería: 95 g.
  • Cámara: 12 MP
  • Cámara con gimbal (estabilizador) de 2 ejes.
  • Objetivo gran angular (aprox: 25mm f/2.6)
  • Resolución de video: 1080 p a 30 fps
  • Modos de fotografía: Disparo único, Disparo en ráfaga: 3 fotogramas, Exposición automática en horquillado (AEB), 3 horquillas de exposición a 0.7 EV bias, Intervalo: 2/3/5/7/10/15/20/30/60 s.
  • Tarjeta: micro SD (recomendadas: Sandisk 16/32 GB UHS-1 microSDHC, Kingston 16/32 GB UHS-1 microSDHC, Samsung 16/32 GB UHS-I microSDHC, Sandisk 64 GB UHS-1 microSDXC, Kingston 64 GB UHS-1 microSDXC, Samsung 64 GB UHS-I microSDXC).
  • El pack con accesorios incluye: control remoto; 1 par de hélices; 1 par de protectores hélices; 2 baterías de vuelo inteligente; cargador de batería; cable Micro USB; estuche.
foto muestra 1 teleobjetivo canon ef 70 300 IS USM copyright Jordi Mestrich
foto muestra 1 teleobjetivo canon ef 70 300 IS USM copyright Jordi Mestrich

Puntos a favor

  • Facilidad de pilotaje y usabilidad.
  • Respuesta de maniobra y agilidad con mando excelente.
  • Muy buena respuesta con el mando a distancias lejanas.
  • Muy rápido en el modo sport.
  • Se puede lanzar y aterrizar desde la mano, algo práctico y útil para evitar la suciedad u obstáculos del suelo.
  • Tamaño reducido.
  • Debido a su pequeño tamaño ofrece mayores posibilidades de filmación (entre árboles, sitios pequeños, etc).
  • Ligero y práctico de transportar.
  • Resistente a golpes y accidentes.
  • Muy recomendable para iniciación.
  • Vuelo más silencioso en comparación con otros drones.
  • Las órdenes por gestos funcionan bastante bien si hay poca gente alrededor.

Puntos mejorables

  • Los comandos de gestos pueden fallar a veces, e incluso ser peligrosos, puesto que el dron no dispone de sensores traseros ni laterales.
  • El control con Smartphone no es demasiado estable y en ocasiones se entrecorta.
  • La duración de la batería se queda algo corta, por lo que se recomienda utilizar como mínimo 2 baterías.
  • No se pueden cargar las baterías de forma separada al dron.

Comparación con otros drones:

En un nivel superior encontramos el DJI Mavic pro, el cuál es más grande pero puede plegarse y quedar de un tamaño similar al Spark, aunque también tiene un mayor peso: unos 750 gramos.

Su mayor precio puede quedar compensado si somos aficionados a la fotografía ya que puede grabar el 4K y ralizar unas imágenes espectaculares y llegar a un nivel profesional. Además su gimbal de 3 ejes ofrece una mayor estabilidad en vuelo de la cámara y muchos menos movimientos en los giros.

A su vez la mayor tecnología de transmisión en los modos con Smartphone hará que podamos realizar un vuelo más cómodo y más seguro, algo que permitirá relajarnos y concentrarnos en sacar unas mejores imágenes.

Dicho todo eso, en el modo de vuelo solamente con mando, en cuanto a la maniobrabilidad y velocidad se refiere, el DJI Spark no tiene nada que envidiarle al Mavic pudiendo incluso superarlo en agilidad de respuesta con el modo sport.

Conclusiones

El DJI Spark es uno de los mejores drones de recreo que actualmente nos pueden ofrecer el mercado y a un precio inmejorable. Si eres aficionado a volar drones, o incluso si quieres empezar a hacerlo, y quieres compartir imágenes espectaculares en redes sociales, sin duda ésta es la mejor elección.

Si deseas una mayor comodidad transmisión de la imagen durante el vuelo y además eres aficionado a la fotografía y deseas una mayor calidad de imagen, entonces te conviene subir un nivel y pasarte al DJI Mavic pro.

En cualquiera de las dos opciones la relación calidad-precio de los productos va a ser inmejorable.