Las micro SD surgieron de la necesidad de adaptar las tarjetas SD (Secure Digital: soportes de almacenamiento utilizadas por algunos dispositivos portátiles como cámaras digitales, videoconsolas, y videocámaras) allí donde el espacio fuera crítico como teléfonos móviles, tabletas, sistemas GPS o tarjetas flash para videoconsolas portátiles (como Nintendo DSi o Nintendo 3DS).

 

Así que una vez más el tamaño vuelve a importar (aunque en éste caso el lema sea cuanto más pequeña mejor).

Y como cada vez la tecnología produce aparatos más eficientes, pequeños y ligeros no es de extrañar que todo tienda a comprimirse y miniaturizarse (a excepción de las pantallas), dispositivos de almacenamiento y tarjetas de almacenamiento incluidas.

La tarjeta micro SD fue desarrollada por SanDisk, y en julio de 2005 fue adoptada por la Asociación de Tarjetas SD con éste nombre, “micro SD”.

Las paradojas del mercado

A pesar de que el coste de producción de éstas tarjetas es más elevado, debido a la gran demanda, son más baratas que las SD tradicionales a igualdad de especificaciones, al menos en las capacidades de hasta 32 GB (a partir de esta capacidad son más rentables las tarjetas SD).

Otra de las paradojas que se produce en el mercado, esta vez en cuanto a la demanda, es que la tarjeta más vendida es la Samsung 32 evo (modelo anterior a la evo +) aun cuando sus prestaciones son inferiores a la SanDisk Ultra 32 (hasta 48Mb/s vs 80Mb/s de velocidad de lectura) e incluso puede llegar a ser algo más cara que la SanDisk. Por lo tanto, no tiene sentido comparar la Evo con la SanDisk Ultra, ya que ésta última puede llegar a alcanzar hasta el doble de velocidad de lectura.

Para llegar a unas prestaciones similares a la SanDisk Ultra 32 deberemos irnos al modelo Samsung 32 evo Plus, modelo que Samsung se vio obligada a sacar para igualar las velocidades de lectura con su rival, pero a costa de pagar algo más que por su modelo Evo.

Ésta descompensación del mercado puede ser debida a la popularidad de las distintas versiones del teléfono Samsung Galaxy, principal competidor del Iphone, así como de sus tablets. Si bien, aunque la SanDisk puede funcionar perfectamente en dispositivos Samsung, así como en otros dispositivos, parece que los consumidores suelen preferir usar una tarjeta de la misma marca que el teléfono, además de la confianza que otorga la marca del gigante surcoreano.

Máxima resistencia garantizada

Waterproof

Resistencia a la temperatura

X-ray Proof

Magnetic resistance

Dos buenas apuestas en la relación calidad/precio

Cuando en éste post nos referimos a éstas tarjetas como “las fórmula 1 en ventas” no lo hacemos tanto por sus velocidades de escritura y lectura (aunque no son lentas, hay opciones más rápidas aunque también más caras) si no a la cantidad de ventas que se producen de ellas a lo largo del año.

Actualmente, las dos tarjetas son una muy buena compra en la relación calidad precio dentro de la gama «media» de las tarjetas microSD. Ambas son de formato SDHC (Secure Digital High Capacity) de clase 10 (velocidad de escritura mínima garantizada de 10MB/s) y pueden llegar a velocidades de lectura de hasta 80 MB/s.

Las dos tarjetas funcionan perfectamente en  los modelos más recientes de smartphones, tablets y cámaras, así que nos serán de gran utilidad para guardar gran cantidad de fotos, video en Full HD y canciones de forma ágil.