El sucesor del popular EF 50 mm f/1.8 II, el cual era ideal para retratos y entornos con poca luz (características que no se han perdido), incorpora varias mejoras que lo hacen todavía más irresistible.

Características

  • Para usuarios de máquinas Canon, segmentos: vídeo, foto, formato completo y APS-C.
  • Incorpora un motor de enfoque paso a paso STM (Smooth Transitions for Motion) que proporciona un enfoque rápido y silencioso, muy útil en video.
  • Su acabado es de plástico de alta calidad, el chasis de plástico termoestable y la bayoneta de aluminio anodizado marca de la casa.
  • Revestimiento Súper Spectra que minimiza las luces parásitas y el velo óptico (mejorando el equilibrio de color y el contraste) y reduce la distorsión.
  • Construcción del objetivo: 6 elementos en 5 grupos.
  • Dispone de una distancia mínima de enfoque de 35cm.
  • Diafragma de 7 hojas.
  • Ligero: tan solo 160 gramos.
  • Apertura máxima de f/1.8 y una apertura mínima de f/22.
  • Como focal fija que es, nos ofrecerá siempre la mejor calidad óptica posible (en éste caso a 50mm) superando a cualquier objetivo con zoom de la misma gama.

Opinión:

El objetivo Canon EF 50 mm f/1.8 STM tiene un diseño sencillo y minimalista. Dispone de una gran nitidez de imagen, incluso a plena apertura, y de una excelente reproducción de color.

Se trata de unos de aquellos productos donde la relación calidad/precio alcanza niveles harmoniosos, ya que las prestaciones que nos ofrece Canon son más que correctas por su económico precio.

¿Si tan bueno es, dónde está el truco?

Obviamente, se trata de un objetivo de precio reducido. Su construcción y motorización AF podrían mejorarse, aunque su óptica es totalmente correcta. Tampoco viene con detalles del tipo junta de caucho tórica, algo que ayuda a mantener estanco nuestro sensor y contribuye a evitar la entrada de humedad y polvo (algo que tampoco debería preocuparnos demasiado a no ser que trabajemos continuamente en entornos agresivos).

De focal fija y ligero, es perfecto para llevarlo siempre encima. Con él podrás realzar la tercera dimensión en los sujetos y obtener imágenes originales desenfocando el fondo con su máxima apertura.

Si lo que quieres es un objetivo de mayores prestaciones y más luminoso se puede pasar a la siguiente gama con objetivos como el Canon EF 50mm f/1.4 USM, aunque también deberemos casi triplicar nuestro presupuesto.